Depiladora láser velform: Depílate en casa

Ahora que la depilación láser está tan de moda, están comenzando a comercializar productos con los que nos podemos depilar mediante esta técnica en casa de una manera más económica que en los centros especializados.

Si bien es verdad que hay que tener muy en cuenta cómo debemos utilizarla, para qué tipo de pieles es recomendable y saber si puede dañarnos o no, es una buena alternativa si nuestro presupuesto es limitado.

Uno de estos sistemas de depilación láser en casa es la depiladora láser Velform, echemos un vistazo a sus beneficios, a su funcionamiento y costes.

¿Qué nos ofrece Velform?

El sistema de depilación láser Velform nos brinda la calidad de la eliminación de vello profesional en nuestra propia casa, por sólo una parte de la cantidad de dinero que nos costaría el tratamiento en un centro especializado, unos doscientos euros más o menos, dependiendo del establecimiento de compra.

Este sistema de eliminación tiene como objetivo acabar con una media de setenta y cinco pelos a la vez, lo que puede ayudarnos a que nos concentremos en las zonas comúnmente problemáticas en un periodo de tiempo mucho más rápido otros sistemas de depilación.

¿Cómo funciona la depiladora láser Velform?

Pero, ¿cómo funciona este aparato? Utiliza la tecnología láser que podría proporcionarnos una depilación a largo plazo, eficaz y sin dañar la piel de alrededor del pelo, lo que nos proporcionaría una piel lisa, libre de vello, sin la necesidad de sufrir ningún daño, dolor o efecto secundario.

Dicha tecnología ayuda a encontrar y eliminar el folículo piloso. Cuando el láser se dirige cada pelo individual, el calor que se genera ayuda a hacer que el cabello se caiga y trabaja para evitar que el pelo vuelva a crecer, cerrando el folículo. Los resultados se notan tras varias aplicaciones.

Una de las razones por las que Velform puede proporcionar resultados tan eficaces, es que su longitud de onda de ochocientos ocho nanómetros, la ideal, perfecta para penetrar en los folículos pilosos de forma segura y sin afectar al pelo o la piel circundante. Si además tenemos en cuenta que nos permite llegar a setenta y cinco pelos a la vez, un número mayor que el de otros sistemas caseros, no es de extrañar que Velform se haya convertido en un modelo cada vez más popular.

¿Quién puede utilizar esta máquina de depilación?

La depiladora se puede utilizar en hombres y mujeres de edades comprendidas entre dieciocho y ochenta y cinco años. No obstante, es conveniente que consulte a un dermatólogo ates de iniciar el tratamiento de forma segura.

Como todos los tratamientos de este tipo, el láser requiere de varias sesiones para notar sus resultados y en unas zonas el número puede aumentar incluso hasta unas diez aplicaciones. Sin embargo, es cierto que muchas personas comienzan a notar sus beneficios tras la primera sesión y lo más común es que el vello desaparezca tras unas seis sesiones más o menos. Además depende del tipo de piel que tengamos, pues es bastante más eficaz en pieles claras y vellos oscuros, aunque es válido en otro tipos de pieles.

Durante el tratamiento completo, es importante, al igual que hace en los centros especializados, dejar intervalos de unas cuatro semanas entre una utilización y la siguiente. Incluso es bueno que dejemos crecer el vello como marca para proceder a la siguiente sesión, así sabremos qué parte debemos atacar y en cuáles no es necesaria la aplicación. De esta manera sacaremos el mayor partido a nuestra depiladora Velform.

Si consideramos que nuestra piel es sensible o nos preocupa sufrir algún tipo de reacción, lo más recomendable es llevar a cabo una prueba, realizar un parche en un área pequeña de la piel antes de completar un tratamiento completo. Lo normal es que aparezca un ligero enrojecimiento en la zona tratada después de usar el láser, pero generalmente desaparece en veinticuatro horas. Tras la utilización, es conveniente utilizar aloe vera, pues calma el enrojecimiento y da sensación de frescor.

La depiladora ha sido especialmente diseñada para evitar la activación accidental, por ello incluye una llave y un código de activación, que permite bloquear el aparato cuando no lo estemos usando.

¿Cómo funciona?

En cuánto a su utilización, es muy sencilla. Para asegurarnos el lograr los mejores resultados, podemos ajustar la intensidad de luz teniendo en cuenta nuestro tono de piel, según la guía que viene con el aparato. Antes de comenzar el tratamiento, debemos tener en cuenta que lo ideal es que el vello sea de alrededor de uno o tres milímetros de largo. El tratamiento es muy fácil, basta con colocar el tubo en el área de orientación y moverlo lentamente para dirigirse a toda la zona que desea tratar.

Una vez que hemos hecho un repaso por esta cómoda forma de depilación láser en casa, ¿quién tiene una excusa para no tener una piel libre de vello?

Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0

Comments are closed.